viernes, 20 de septiembre de 2013

Milan Kundera - La insoportable levedad del ser

Se trata de una novela muy particular. No admite una lectura superficial, pero si uno la toma con demasiada profundidad corre el riesgo de que te de vuelta la cabeza o de caer en una depresión. Está escrita en tercera persona. Va describiendo la vida de los personajes poco a poco, yendo para atrás y para adelante en el tiempo. Cada personaje es analizado desde la infancia, tratando de comprender sus comportamientos en función de su pasado y su entorno. Cada situación cotidiana es analizada desde el punto de vista de cada uno de los personajes, por lo que es abordada varias veces a lo largo de la novela. Uno termina comprendiendo que nada fue dejado a la deriva en esta obra. A mi entender, es como que descuartiza cada situación, siendo muy interesante la diferencia entre las interpretaciones según se la analice desde la perspectiva de uno de los personajes u otro.

Trata temáticas de lo más variadas
  • la infancia: vínculos con padre y madre desde el punto de vista del hijo o del adulto.
  • la relación entre cuerpo y alma.
  • la relación de pareja y la sexualidad: el amor, el placer, los celos, las infidelidades.
  • el idealismo y la traición.
  • la vida humana en comparación con la vida animal: la simpleza de la vida del perro en comparación con la complejidad de la de los amos.
  • la política: inevitablemente situado en una época difícil tras la ocupación rusa, trata sobre el comunismo, la libertad de expresión, la opresión y el poder.

Hay una especie de premisa que se indica al comienzo del libro:

El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive sólo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni enmendarla en sus vidas posteriores. 

Esto según el autor es un grave problema, ya que uno no puede tomar decisiones con fundamento. Al tomar una decisión se desencadenan una serie de echos y no es posible volver atrás. Sería deseable quizás poder hacer una especie de ensayo, donde uno pudiera evaluar las consecuencias de una decisión para luego tomar la mejor opción. Recae sobre esta premisa una y otra vez, justificando de esta forma errores y/o aciertos.

No apta para quién busque una novela pasajera. La lectura es lenta, no es conveniente leerla de corrido, ya que que el procesamiento que se va haciendo entre tramo y tramo es fundamental para la comprensión de la misma.

Mi calificación es:

4 comentarios:

Pato dijo...

Querido Santiago como la vida misma, cada cual le da un sentido, comprende una situación y actúa de acuerdo a su subjetividad, lo difícil es lograr ponerse en el lugar del otro y entender que ante una misma situación se puede haber vivido de forma tan diferente. La empatía....cada vez nos cuesta más practicarla. beso

Santiago Lafon dijo...

Hola Pato. Gracias por pasar por aquí. Realmente, todos vivimos las cosas de forma diferente. Incluso uno mismo se toma las cosas diferentes según el momento. Creo que si no fuera así, la vida sería monótona y predecible.
Saludos
Santiago

mientrasleo dijo...

Me encantó este libro, pasado el tiempo leí sobre lo que el autor quería reflejar y abrí los ojos a un leve regusto político donde menos lo imaginaba. ahora tengo pendiente una relectura para volverme a encontrar con el limpiacristales
Besos

Javier Sanchez dijo...

Le hago un comentario. Es el libro mas vendido de Tusquets Editores, me consta. Asi que "algo" debe tener. Sin embargo, a mi, en lo personal no me gustó ni un poquito. El que si me gustó de Kundera es La despedida. Aunque, igual que en este libro, es un tanto misógino. Pone a la mujer en un plano que no me termina de gustar.
Abrazo.